mujer colocando jarron de flores frescas

Cómo mantener las flores frescas: Consejos profesionales

¿Has recibido flores frescas y quieres mantenerlas el máximo de tiempo posible? Te contamos los trucos para que te duren bonitas y frescas mucho más tiempo. 

Los ramos de flores frescas son un regalo efímero, y en eso reside buena parte de su encanto. Si lo piensas, las flores son una metáfora: igual que ocurre con el amor y la amistad, la flor cortada hay que cuidarla para que dure…

Pues bien, tú puedes aprender a mantener tus flores mucho más tiempo tan bellas como el primer día. Te contamos los 10 consejos más eficaces para que embellezcan tu casa varios días (incluso semanas), con poquísimo esfuerzo, tan solo siguiendo una serie de pasos: 

Decálogo para que las flores frescas duren más tiempo

1. Desenvuelve tus flores

ramo de flores frescas a domicilio

Cuando recibas un ramo de flores naturales, no tardes mucho en retirarles el papel o celofán en que van envueltas. Hazlo cuidadosamente para no desarmar el estilismo con el que han sido organizadas, sobre todo si se trata de un ramo de tamaño grande con una buena cantidad de flores. 

2. Elige un jarrón adecuado

Toma ahora un recipiente de un tamaño adecuado. No temas ser original: Puede que te apetezca colocar las flores frescas en una tetera de porcelana, en vez de un jarrón de cristal, para darles un aspecto vintage o más moderno. Siéntete libre en materia de decoración, pero utiliza siempre recipientes fabricados de materiales que puedan mojarse. 

3. Llena de agua

A las flores frescas les gusta el agua del grifo. Llena el recipiente a media altura, de modo que el agua solo cubra los tallos, sin llegar a las hojas ni, por supuesto, a las flores. Recuerda que tendrás que ir cambiando el agua para que las flores frescas dispongan del suficiente oxígeno para que puedan seguir obteniendo nutrientes y duren más. Lo ideal es el agua de tibia a fresca, no uses nunca agua caliente. 

4. Corta los tallos correctamente

Los tallos de las flores frescas deben ser cortados de una forma muy concreta antes de colocar el ramo en el jarrón: Transversalmente, es decir, en diagonal. La idea es que sean capaces de absorber los nutrientes del agua por la mayor parte de superficie del interior del tallo expuesta.

5. Sitúa las flores frescas en el lugar adecuado

Lo ideal es que estén en el interior en un sitio fresco y luminoso, pero alejado de fuentes de calor y sin que incidan sobre el ramo los rayos del sol directamente. Tampoco deben estar sometidas a corrientes de aire o en un espacio donde les dé directamente el frío del aire acondicionado.

6. Aporta nutrientes

Tu ramo de flores frescas llegarán acompañado de una pequeña bolsita o sobre herméticamente cerrado de conservante. Contiene los nutrientes necesarios para que duren más tiempo en perfectas condiciones, una vez que se diluyen en el agua del jarrón. No tienes que usar el sobre de una sola vez; puedes usarlo 2 o 3 veces.

7. Cambia el agua cada dos días

Debes cambiar el agua de tus flores frescas cada día o cada dos días, como máximo. Limpia bien el recipiente para que no queden restos de flores u hojas podridas.

8. Prepara tus propios nutrientes

Cuando se termine el contenido del sobrecito con el que llegaron tus flores frescas, tú también puedes preparar tus propios nutrientes: Mezcla 100 ml de agua con el zumo de medio limón y una cucharadita de azúcar, y añade esta solución al agua limpia.

9. Corta los tallos

Aprovecha cada cambio de agua del jarrón para cortar de nuevo los tallos en diagonal, unos 2 cm cada vez. El ramo tendrá menos longitud, pero las flores frescas seguirán igual de bellas.

10. Elimina las flores marchitas

A medida que pasen los días habrá flores que se vayan marchitando. En ramos de flores frescas variadas, algunas especies duran más que otras: es lo normal… Retira las flores marchitas y las hojas que se vayan poniendo feas. Puedes aprovechar para ir recomponiendo la forma de tu ramo y darle un toque personal. 

Qué hacer con los arreglos de flor pinchada

Un caso bien diferente es el cuidado de los arreglos de flores, es decir, la flor pinchada.

Normalmente esta se encuentra sobre una espuma o lecho especial que retiene el agua. Por tanto, el agua no se puede cambiar. Lo que sí necesitan este tipo de centros de flores es reponer el agua que se va evaporando y que las flores han ido absorbiendo.

La forma de reponer el agua es, o bien sumergiendo la espuma del centro floral en un barreño o en la pila, o bien añadiendo agua sobre la espuma en que están pinchadas las flores ¡pero sin pasarse!

Envíos de flores frescas, ramos a medida y mucho más

En Silvosa Hermanos somos expertos en plantas y flores frescas. Disponemos de floristería y vivero en Madrid capital, desde donde enviamos todos los encargos de flores frescas que recibimos a Madrid y alrededores.

Además de una gran variedad de flores frescas, disponemos del mejor género tanto en flor cortada como en flor natural y plantas. Además, cuidamos el estilismo de nuestros ramos porque somos especialistas en arte floral, y estamos al día de las últimas tendencias en decoración de eventos con flores naturales. 

Cada envío de flores en Madrid de nuestros clientes es para nosotros una nueva oportunidad de demostrar nuestro compromiso con el mundo de la floristería, que dura ya más de cinco décadas. Si no encuentras el ramo perfecto para ese regalo especial, contacta con nosotros y pídenos un ramo a medida. ¡Estamos para lo que necesites!

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin